Inicio Recetas Postres para Navidad Roscón de Reyes, típico postre navideño

Roscón de Reyes, típico postre navideño

Si quieres comenzar a preparar algunas recetas navideñas para que las Noche Buena sorprendas a toda tu familia con exquisitos postres en una mesa dulce, entonces en esta ocasión te proponemos hacer un roscón de Reyes, un típico postre de Navidad que seguramente le encantará a toda tu familia.

Ingredientes para el roscón de Reyes

Para hacer un exquisito roscón de Reyes para agasajar a nuestros invitados necesitamos contar con dos huevos, una pizca de sal, una cucharada de miel, ralladura de media naranja, 20 gramos de levadura fresca, 45 ml de agua, 10 ml de agua de azahar, 100 gramos de mantequilla, 275 gramos de harina de fuerza, 15 gramos de leche en polvo, 50 gramos de azúcar, frutas escarchadas y azúcar para la decoración.

 

Roscón de Reyes paso a paso

Con estos ingredientes ya podemos poner manos a la obra en la cocina preparando un delicioso Roscón de Reyes como anticipo de lo que será una mágica Navidad. Para ello comenzaremos mezclando en un recipiente grande la sal, los huevos, la miel, ralladura de naranja, agua, agua de azahar y la mantequilla fundida revolviendo de manera envolvente. Luego, batimos con las varillas hasta integrar bien todos los ingredientes entre sí.

Seguidamente, añadimos a la preparación la levadura desmenuzada y volvemos a batir todo hasta que ésta se encuentre bien disuelta. Mientras tanto en otro bol amplio mezclamos la harina, la leche en polvo y el azúcar. Una vez que tengamos bien mezclada esta última preparación vamos a volcar el contenido del primer recipiente en el otro removiendo con una cuchara de madera para unir todos los ingredientes.

A continuación vamos a amasar durante unos tres o cinco minutos hasta que podamos manejar cómodamente la preparación. Si es necesario agregar un poco de harina para que la mezcla no se pegue entre los dedos. Finalmente le damos a la masa la forma de rosca haciendo una tira larga y uniendo ambas puntas o bien haciendo un agujero en el medio de la masa. Ten en cuenta que el interior debe ser lo suficientemente grande ya que al cocinarse la masa aumenta de tamaño.

Finalmente, colocamos el roscón de Reyes en una placa cubierto con papel de horno y lo dejamos en el horno apagado durante unas 5 horas hasta que la masa leude. Luego de ese tiempo podemos pintar el roscón con huevo batido y decorarlo con las frutas escarchadas y azúcar humedecido. Hornear el roscón a 200º grado durante 20 minutos y listo. Atención: si al hornearlo se dora mucho, es conveniente cubrirlo con papel aluminio.

 

NO HAY COMENTARIOS

Dejar una respuesta