Home Etiquetas Entradas etiquetadas con "niño"

niño

Esta noche nace el Niño
entre la escarcha y el hielo,
quien pudiera Niño mio
vestirte de terciopelo.

Pastores venid,
pastores llegad,
a adorar al Niño
que ha nacido ya.

Una estrella se ha perdido
y en el cielo no aparece,
en el portal se ha metido
y en tu rostro resplandece

Pastores venid,
pastores llegad,
a adorar al Niño
que ha nacido ya.

Escuchar archivo MIDI

Dime Niño de quien eres
todo vestidito de blanco.
Soy de la Virgen María
y del Espíritu Santo.

Resuenen con alegría
los cánticos de mi tierra
y viva el Niño de Dios
que nació en la Nochebuena.

La Nochebuena se viene, tururú
la Nochebuena se va.
Y nosotros nos iremos, tururú
y no volveremos más.

Dime Niño de quien eres
y si te llamas Jesús.
Soy amor en el pesebre
y sufrimiento en la Cruz.

Resuenen con alegría
los cánticos de mi tierra
y viva el Niño de Dios
que nació en la Nochebuena.

Escuchar archivo MIDI

Niño Lindo
Ante Ti me rindo,
Niño Lindo,
eres Tú mi Dios. (bis)

Esa tu hermosura;
Ese tu candor,
el alma me roba,
el alma me roba,
me roba el amor.

Niño Lindo
Ante Ti me rindo,
Niño Lindo,
eres Tú mi Dios. (bis)

Con tus ojos lindos,
Jesús mírame,
y sólo con eso
y sólo con eso
me consolaré.

Niño Lindo
Ante Ti me rindo,
Niño Lindo,
eres Tú mi Dios. (bis)

La vida, bien mío,
y el alma también,
te ofrezco, gustoso,
te ofrezco, gustoso,
rendido a tus pies.

Niño Lindo
Ante Ti me rindo,
Niño Lindo,
eres Tú mi Dios. (bis)

De mí no te ausentes
pues, sin ti ¿qué haré?
Cuando tú te vayas
Cuando tú te vayas
haz por llevarme.

Niño Lindo
Ante Ti me rindo,
Niño Lindo,
eres Tú mi Dios. (bis)

Adiós, tierno Infante,
adiós, Niño, adiós
adiós, dulce amante,
adiós, dulce amante,
adiós Niño adiós.

El Niño Dios ha nacido en Belén,
aleluya, aleluya,
quiere nacer en nosotros también,
aleluya, aleluya.

Aleluya, aleluya, aleluya, aleluya.

Sólo los pobres y humildes le ven,
aleluya, aleluya,
sólo el amor nos conduce hasta Él,
aleluya, aleluya.

Hay en los cielos mensajes de paz,
aleluya, aleluya,
para los hombres de fe y voluntad,
aleluya, aleluya.

Madre en la puerta hay un niño,
más hermoso que el sol bello,
diciendo que tiene frío,
porque viene casi en cueros.
Pues dile que entre y se calentará,
porque en esta tierra
ya no hay caridad,
porque en esta tierra,
ya no hay caridad.

Entró el Niño y se sentó,
y mientras se calentaba
le preguntó la patrona:
¿De qué tierra y de qué patria?.
Mi Padre es del Cielo,
mi Madre también,
Yo bajé a la tierra para padecer.
Yo bajé a la tierra para padecer.

Hazle la cama a este Niño,
en la alcoba y con primor.
No me la haga usted señora,
que mi cama es un rincón.
Mi Padre es del Cielo,
mi Madre también,
Yo bajé a la tierra para padecer.
Yo bajé a la tierra para padecer.